Advierte científica que México podría perder sus lagos pronto

México, (Notimex).- La sobreexplotación de los mantos acuíferos y la mala distribución de la población capitalina, podría provocar que pronto la Ciudad de México México pierda sus lagos, afirmó María Francisca Naranjo, coordinadora del Plan UNESCO-Xochimilco.

Durante un taller organizado por la Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la científica explicó que luego de siglos de desaguar y desecar el sistema lacustre mexicano, la muerte de los lagos del Valle de México representa un problema inminente.

"Problemática compleja que, no obstante la resistencia de sus lagos, requiere pensar otras formas de futuro para la ciudad, que sólo podrán visualizarse con voluntad política", destacó hidróloga por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La también asesora de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), recordó que la formación geológica de la cuenca del Valle de Anáhuac ("tierra al borde del agua"), fue posible luego de milenios en su formación.

La cuenca se constituyó de siete lagos de diferentes tipos, altimetría y tamaño: Apan, Techac, Tecocomulco, Zumpango, Xaltocan, Texcoco y Chalco-Xochimilco, que conformaron una red acuática de nueve mil 600 kilómetros cuadrados, que más tarde disminuyó de manera dramática.

Hacia 1881, quedaban sólo 230 kilómetros cuadrados; diez años después, 95; y para el año 2000, alrededor de 13 kilómetros cuadrados. Asimismo, de las casi veinte zonas chinamperas desaparecidas de la ciudad, prácticamente la mitad murió durante el siglo pasado por falta de agua.

Estudios de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) demuestran que toda la cuenca tiene una capacidad de producción de agua para cierto número de habitantes, que en el caso de la Ciudad de México sólo pueden abastecer a seis de los veinte millones de personas que la habitan.

Lo anterior, precisó Francisca Naranjo, revela que el problema se encuentra en las políticas demográficas de distintos gobiernos al apostar por la sobreexplotación de los mantos acuíferos y la extracción de la red Lerma-Cutzamala, sin buscar el desarrollo social en otras entidades.

"Hace cinco años, se gastaba en el bombeo de la red Lerma-Cutzamala hacia la ciudad, un millón de dólares diarios. Requerimos consensos, voluntad política y conciencia ciudadana de la problemática", comentó.

Asimismo, la hidróloga precisó que Xochimilco, importante zona chinampera ubicada al sur de la Ciudad de México, ya no funciona como un lago, pues no posee una entrada natural de abastecimiento de agua, ni una salida. Actualmente, el 95 por ciento del agua para el área proviene del Cerro de la Estrella, en Iztapalapa.

Indicó que la captación de agua de lluvia para resolver esta problemática es poco viable, pues para ello se requiere de "determinadas condiciones geológicas", además de que al año llueven aproximadamente 700 milímetros de agua, cantidad insuficiente.

"El Plan UNESCO-Xochimilco busca una solución mediante la participación de los gobiernos federal y capitalino, además de la colaboración de científicos franceses, pues en el norte de su país, también poseen otro tipo de sistema chinampero", afirmó.

Finalmente, la hidróloga de la UNAM predijo que si la Ciudad de México sigue creciendo, la demanda de agua obligará al gobierno a desalar el agua del mar, procedimiento barato, pero no así su traslado hasta la capital.

NTX/JSE/NSR

Notimex

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s