Vive México “gigantismo” en gastos de campaña:

 
AP /vanguardia de durango
Washington, EU
Viernes 22 de julio de 2005

Reconoce el director del organismo electoral, Luis Carlos Ugalde, que ante esto el instituto no puede hacer nada por sus propias limitaciones legales

El director del Instituto Federal Electoral (IFE) de México declaró hoy que el país ha salido de los procesos “caóticos y fraudulentos” del pasado pero ha caído ahora en una carrera hacia el gigantismo en los gastos de campaña.

“Tenemos una nueva generación de problemas en los procesos electorales de México”, dijo Luis Carlos Ugalde. “Frente a ellos el IFE no puede hacer nada por sus propias limitaciones legales”.

Ugalde indicó que para las elecciones presidenciales del 2006, la ley mexicana establece un límite de gasto del equivalente de 60 millones de dólares por candidato (unos 630 millones de pesos), pero “hay quienes sugieren que ese límite será sobrepasado rápidamente”.

Ugalde está en Washington como parte de un trabajo de coordinación del IFE con autoridades estadounidenses para facilitar el proceso de votación, por primera vez en la historia, de los electores mexicanos que viven en Estados Unidos.

Indicó que ha hecho contactos con funcionarios del Servicio Postal estadounidense sobre el esperado manejo de un gran volumen de correspondencia que fluirá hacia México, ya que el voto de los mexicanos en el exterior se emitirá por correo.

Según Ugalde, en todos los contactos que ha sostenido en Washington y otras ciudades “he oído expresiones de un alto respeto” al proceso electoral mexicano.

Ugalde dijo que “en algún momento de la campaña” los partidos participantes en las elecciones “tienen que hacer algo” sobre el elevado nivel de gastos de los candidatos.

El IFE, dijo, sólo podría intervenir en el caso “sólo cuando ha concluido el proceso” para las elecciones de julio y la asunción presidencial de diciembre siguiente.

Ello significa que alrededor de marzo del 2007 “recién podríamos decir, de acuerdo con nuestras leyes, qué pasó en la campaña del 2006”, dijo Ugalde hablando en un coloquio en la embajada de México.

La ley para la participación de mexicanos en las elecciones presidenciales fue aprobada a fines de junio y el IFE calcula que de unos 10 millones de mexicanos que están en capacidad de votar, unos 4 millones estarían acreditados con cédula electoral.

Pero, Ugalde dijo que de esos 4 millones, que viven en una gran mayoría en Estados Unidos, se desconoce por el momento qué porcentaje estaría dispuesto a votar.

El ganador de los comicios reemplazará al presidente Vicente Fox, quien hace cinco años rompió con su victoria el monopolio presidencial que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ejerció durante 71 años. El proceso que dio a Fox la victoria fue considerado como uno de los más transparentes de la vida política mexicana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s