Inseguridad, la gran tarea inconclusa de AMLO

28/7/2005 VANGUARDIA DE DURANGO

Luego de casi cinco años de polémica y enfrentamiento con sus adversarios políticos y tras sortear el riesgo de la destitución y el encaramiento, Andrés Manuel López Obrador deja la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

El político tabasqueño, quien pretende la candidatura del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la presidencia de la República, se va del cargo en un marco de inconformidad ciudadana por la falta de solución a diversos problemas, sobre todo la inseguridad.

El senador Mariano González Zarur, del PRI, expresó que en esta ciudad "se cometen en promedio 500 delitos diarios, donde hay 10 mil narcotienditas, donde 12 mujeres son violadas todos los días y corren decenas de secuestros al mes, lo menos que puede haber es esperanza".

A su vez, la presidenta de México Unido contra la Delincuencia, María Elena Morera, sostuvo que en la capital mexicana a partir de 1994 la inseguridad pública aumentó y no se ha logrado reducir el índice delictivo.

En el año 2000 la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) inició 187 mil 146 averiguaciones previas; en cuanto a secuestro se denunciaron 141 casos, que a nivel nacional significó 23.5 por ciento, y para 2004 se reportaron tres denuncias más.

En tanto, el precandidato presidencial del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, aseguró que López Obrador convirtió a la ciudad de México en la capital mundial del secuestro, donde a diario se registran tres y afirmó que los capitalinos sufren cada 20 minutos algún acto delictivo.

El 31 de mayo pasado López Obrador admitió que persisten insuficiencias, omisiones y errores en el trabajo gubernamental para garantizar la tranquilidad de la población, pero asegura que el índice delictivo en la capital del país ya se ubica en niveles menores a los del año 2000.

En contraparte, dice que en su gestión gubernamental la ciudad de México destacó por sus programas sociales, construcción de obra pública, educación y generación de empleos.

También menciona lo hecho en el rubro de "Progreso con Justicia", en donde se destacan apoyos económicos a ancianos, discapacitados, madres solteras, estudiantes, jóvenes, a vivienda, salud, educación, empleo y autoempleo, por cerca de 60 mil millones de pesos de 2001 a la fecha.

Según dice López Obrador, todo fue posible gracias a un mejor uso del presupuesto, al aumento de recaudación sin elevar impuestos y a la ausencia de corrupción, pese a que fueron exhibidos por televisión videos de algunos de sus funcionarios más cercanos y ex colaboradores en presuntos actos ilícitos.

Aunque los críticos del aún jefe de gobierno local lo acusan de endeudar excesivamente a la capital del país, él dice lo contrario: "cierto que hoy el débito público local supera los 42 mil millones de pesos, pero su ritmo de crecimiento es menor (5.1 por ciento anual) a al de 2000, cuando crecía 18.7 por ciento y sumaba 28 mil millones.

Citó como aval del buen estado de las finanzas locales a las calificadoras Fitch Rating, Standard & Poor*s y Moody*s, las cuales garantizaron su capacidad de pago con "AAA", la más alta en su tipo.

Por otra parte, a quienes critican su presunta tendencia política de izquierda, les respondió con cifras de inversión privada en la capital del país obtenidas, según él, gracias a apoyos al empresariado.

Englobándolas en el rubro de fomento económico o "Desarrollo Sustentable", López Obrador calculó en 610 mil los empleos directos e indirectos generados gracias a más de 85 mil millones de pesos de inversiones privadas en diversos sectores, lo cual no ha convencido a diversos sectores de la población.

En materia hidráulica, dijo que se recuperaron mil 110 litros por segundo y se aumentó en 30 por ciento la capacidad de desalojo de aguas residuales, lo cual evita inundaciones, cuando en los últimos días se han registrado encharcamientos en diversas zonas de la capital.

López Obrador se ha caracterizado por hacer evidentes sus diferencias sobre política económica y de llegar, incluso, al conflicto para defender sus puntos de vista.

A los seis meses de gobierno presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) su primera controversia constitucional contra el gobierno federal.

En total, ha recibido cuatro reveses en controversias por recursos fiscales y creación de organismos locales, como el Instituto de Transparencia Pública, al cual consideró un órgano burocrático inútil y oneroso.

Una de las principales banderas del político tabasqueño para llegar a la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal fue el de ofrecer "honestidad valiente", austeridad y combate a la corrupción.

(Notimex)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s