Quitan 1,562 mdp a Durango

Quitan 1,562 mdp a Durango

22 de agosto de 2005

Por Iván Soto Hernández

El nuevo régimen fiscal de Pemex provocará que en los próximos siete años, del 2006 al 2013, las participaciones y fondos de aportaciones federales que recibe el estado de Durango sufran una reducción global de mil 562.7 millones de pesos, según el estudio financiero elaborado por el despacho de consultoría A-Regional.

Esa cantidad impactará principalmente en dos grandes ramas del ingreso federalizado: por un lado, en el Ramo 28, con un impacto negativo de mil 190 millones; y por otro lado, en el Ramo 33, con una reducción total de 372 millones de pesos durante los próximos siete años.

Los datos y el desglose a detalle aparecen en el análisis denominado “El nuevo régimen fiscal de Pemex: repercusión para las entidades federativas”, proporcionado en exclusiva a El Siglo de Durango por Cutberto Anduaga Lugo, director nacional de Promoción y Enlace Institucional de A-Regional

El pasado 28 de junio, el pleno de la Asamblea de la Cámara de Diputados aprobó el nuevo régimen fiscal de Petróleos Mexicanos (Pemex), el cual entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2006, con una repercusión negativa para el conjunto de las entidades federativas por más de 110 mil 624.1 millones de pesos entre el 2006 y el 2013.

Para el caso específico del estado de Durango, la caída de las participaciones y de las aportaciones será de 69.6 millones de pesos en el 2006; 108.1 millones en el 2007; 129.3 millones en el 2008 y 131.4 millones en el 2009.

Para el año 2010 la reducción de recursos federales será de 314.2 millones; 240.2 millones en el año 2011, y 265.9 y 304 millones de manera respectiva en los años 2012 y 2013, para dar una caída presupuestal total de mil 562.7 millones de pesos, mismos que dejará de percibir el erario duranguense por el nuevo régimen fiscal de Pemex.

Por lo que respecta al conjunto de las entidades federativas, la caída de los recursos federales para los estados será de cuatro mil 928.7 millones en el año 2006; siete mil 651 millones de pesos en el 2007; nueve mil 150.6 millones en el 2008; nueve mil 304.6 millones en el 2009; 22 mil 243.4 millones en el 2010; 17 mil millones en el 2011; 18 mil 823.9 millones en el 2012 y 21 mil 521.6 millones en el 2013.

El análisis enviado a este diario por Cudberto Anduaga, director del despacho A-Regional y de la página web aregional.com, señala que la aprobación del nuevo régimen fiscal supone una recaudación menor para la Federación, y por ende, menores ingresos para las entidades federativas por concepto de las participaciones y aportaciones que éstas perciben.

Así, para la Federación (comparando con el régimen vigente en la actualidad), en 2006 la reducción ascenderá a 25 mil millones de pesos, cifra que de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se irá elevando en el periodo de transición, a 38 mil 823, 46 mil 444 y 47 mil 198 millones de pesos, respectivamente, para 2007, 2008 y 2009.

Mientras tanto, para las entidades federativas la reducción en participaciones y aportaciones en 2006 por el nuevo régimen fiscal de Pemex representará cuatro mil 929 millones de pesos, cifra que se incrementará hasta 19 mil 897 millones de pesos en promedio para 2010-2013; en total, en el periodo 2006-2013 se estima que las entidades federativas dejarán de percibir 110,624 millones de pesos.

Fondos afectados

Según A-Regional, las reducciones (lo que se dejará de percibir por el cambio en el régimen fiscal) serán más acentuadas en las entidades federativas que se caracterizan por su dinamismo económico, como el estado de México, Distrito Federal, Jalisco y Nuevo León, aunque también se observan montos elevados para Veracruz, Chiapas, Tabasco y Puebla.

“Esto debido a que para la determinación del Fondo General de Participaciones (FGP) se usan criterios poblacionales y de impuestos asignables (que se integran por los impuestos sobre tenencia o uso de vehículos, especial sobre producción y servicios, y sobre automóviles nuevos)”, señala el estudio.

El elevado monto que en conjunto representan el FGP y el Fondo de Fomento Municipal (FFM) de la Recaudación Federal Participable (RFP) –21 por ciento- es lo que determina que sean las participaciones, en las que recaerán mayormente los recursos que dejarán de percibir las entidades federativas, ante la aprobación del nuevo régimen fiscal de Pemex.

Las cantidades a distribuir, en particular al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), al Fondo para el Fortalecimiento de los Municipios (FORTAMUN-DF) y al Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), están referenciadas a la RFP. Las entidades federativas tendrán una reducción de 22,744 millones de pesos en el periodo 2006-2013, por los fondos de aportaciones mencionados.

“Y, debido a que las aportaciones están destinadas a compensar las carencias (como educación y salud) entre las regiones, en términos relativos (respecto a la reducción total) las entidades que dejarían de percibir más recursos por estos fondos son: Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Puebla, Michoacán e Hidalgo”, agrega el escrito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s