En Durango, 100 quejas al mes por agresividad intrafamiliar

Lunes 26 de diciembre de 2005

 

Durango, Dgo., de diciembre. "Para que se haga hombre." Con este pretexto, el pequeño Kevin, de cuatro años de edad, era golpeado con frecuencia por su padre; pero no es el único caso de violencia intrafamiliar en la entidad: esposas de policías ministeriales han presentado las acusaciones más críticas en ese rubro.

En promedio se presentan 100 denuncias mensuales ante la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Mujer, y en diciembre, según estadísticas oficiales de años anteriores, la cifra podría duplicarse.

El caso de Kevin ocurrió hace unos días en la ciudad de Durango, cuando su padre lo golpeó con un cinturón de los llamados piteados, para que se hiciera "hombre" y se enseñara a obedecer.

Diariamente se denuncian casos similares al de Kevin; desde niños recién nacidos hasta de 15 años de edad son víctimas de violencia con cinturonazos, tubazos, quemaduras provocadas con cigarros.

Dolores tiene 30 años y ocho de casada. "Mi esposo me roba, desaparecen cosas de mi casa y me desbarata mis aparatos que con mucho sacrificio compré, sin mencionar los golpes que me da", relata.

Después de ocho años de vivir con él, por fin se decidió a demandar formalmente a su marido. Entre octubre pasado y diciembre cuatro mujeres fueron asesinadas en la ciudad de Durango por sus parejas; en al menos dos casos había denuncia de por medio.

En la última de estas situaciones el agresor fue un ex agente de la policía ministerial del estado, quien luego de asesinar a su esposa se dio un disparo, pero la bala no lo mató. Cuando se recuperó, confesó que tenía la intención de asesinar también a sus dos hijas.

Adriana Paredes Escobedo, procuradora de la Defensa del Menor y la Mujer, aseguró que los factores que causan la violencia intrafamiliar son la inmadurez emocional que presentan las personas al decidir formar un matrimonio; el consumo de drogas de algún miembro de la familia; la inestabilidad emocional, la falta de comunicación, la situación económica y la falta de empleo.

Precisó que 25 por ciento de mujeres que son maltratadas requieren hospitalización, debido a los golpes que reciben en cara y cuerpo producidos con puños, palos y otros objetos.

La funcionaria estatal consideró que la violencia intrafamiliar es actualmente un problema de salud pública, donde ya no sólo una institución de gobierno debe actuar, pues, acotó, es responsabilidad de todos.

por: Saul Maldonado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s